Seleccionar página
El viaje de mis lecturas: El mito de Sísifo

Nicolás Ramajo Chiacchio

31 de enero de 2023

El viaje de mis lecturas: El mito de Sísifo

Buscaba lecturas para desacreditar el proceso de investigación al que me obligaban para presentar mi Proyecto Final de Carrera de Bellas artes, y un pibe francés, en Bulgaria, me recomendó la lectura de Camus.

Efectivamente algo se rompió, algo se abrió, fue un crac, o una bisagra.

Había leído hasta entonces algo de filosofía, sociología y lingüística, algunas cosas raras incluso, pero nada que me dijera, de plano, como en un sueño, como en una película sobre un poeta o un filósofo, “la vida carece de sentido”.

Pensé que esas cosas venían veladas en los libros, que nadie las decía de frente, que eran cosas de adolescentes nihilistas, que nadie publicaría un libro que lo dijera de manera clara. Pero ahí estaba yo, leyéndolo.

Lo más curioso fue cómo llegué a él. Estaba yo en Sofia estudiando con una beca Erasmus. Había dejado Granada hacía unos meses, y en Granada había dejado a mi tutor, que me había instado a investigar sobre el tema. ¿Qué tema? No recuerdo ni el tema que le planteé, ni sé cómo me llevó a Camus. Lo cierto es que llegué a Bulgaria con la idea del proyecto, quería desacreditar todo el academicismo que me obligaba a disertar de manera tan formal sobre un tema. No entendía que eso pasara en Bellas artes.

Llegué a conocer, por una compañera erasmus de Finlandia, ¿o era suiza?, a otros erasmus de otras carreras. Primero a una parejita de franceses que luego me su pequeña comunidad de amigos franceses. Yo, como español, y sobre todo como argentino, estaba muy solo. Había en ese grupo un chico que me caía mal, no recuerdo muy bien por qué, pero un día charlé con él y me cayó bien, le conté sobre mi proyecto y me recomendó El mito de Sísifo. Creo que le pregunté sobre algún libro que hablara sobre el sinsentido de la vida.

Compré el libro apenas llegué a España. Me dio vuelta la cabeza. Lo usé para mi Proyecto Final, que fue un libro de poesía existencial. No lo cité ni lo usé directamente, más bien funcionó como un cimiento sobre el que montar mi discurso y usar otros libros.

Etiquetas:

Contenido relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escríbeme
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
elviajedelnarrador
HOLA👋🏼
¿En que podemos ayudarte?